Fondos propios

Finanzas II – clase 2

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Indicadores económicos

Indicadores economicos

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Contabilidad Básica

Contabilidad básica

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Demanda agregada.

Demanda Agregada

Publicado en Macroeconomía | Deja un comentario

PIB – PNB

PIB -PNB

Publicado en Macroeconomía | Deja un comentario

Introducción a la macroeconomía

Introducción a la macroeconomía

Publicado en Macroeconomía | Deja un comentario

Contabilidad nacional

Contabilidad nacional

Publicado en Macroeconomía | Deja un comentario

Indicadores economicos

Indicadores económicos
La rentabilidad de una empresa
Se dice que una empresa es rentable cuando genera suficiente utilidad o beneficio, es decir, cuando sus ingresos son mayores que sus gastos, y la diferencia entre ellos es considerada como aceptable.
Pero lo correcto al momento de evaluar la rentabilidad de una empresa es evaluar la relación que existe entre sus utilidades o beneficios, y la inversión o los recursos que ha utilizado para obtenerlos.
para hallar esta rentabilidad, se hace uso de indicadores, índices, ratios o razones de rentabilidad, de los cuales, los principales son los siguientes:
ROA
El índice de retorno sobre activos (ROA por sus siglas en inglés) mide la rentabilidad de una empresa con respecto a los activos que posee. El ROA nos da una idea de cuán eficiente es una empresa en el uso de sus activos para generar utilidades.
La fórmula del ROA es:
ROA = (Utilidades / Activos) x 100
Por ejemplo, si una empresa genera utilidades de 4 000, y cuenta con un total de activos de 30 000, aplicando la fórmula del ROA:
ROA = (4 000 / 30 000) x 100
Nos da un ROA de 13.3%, es decir, la empresa tiene una rentabilidad del 13.3% con respecto a los activos que posee. O, en otras palabras, la empresa utiliza el 13.3% del total de sus activos en la generación de utilidades.
ROE
El índice de retorno sobre patrimonio (ROE por sus siglas en inglés) mide rentabilidad de una empresa con respecto al patrimonio que posee. El ROE nos da una idea de la capacidad de una empresa para generar utilidades con el uso del capital invertido en ella y el dinero que ha generado.
La fórmula del ROE es:
ROE = (Utilidades / Patrimonio) x 100
Por ejemplo, si una empresa genera utilidades de 4 000, y cuenta con un patrimonio de 60 000, aplicando la fórmula del ROE:
ROE = (4 000 / 60 000) x 100
Nos da un ROE de 6.6%, es decir, la empresa tiene una rentabilidad del 6.6% con respecto al patrimonio que posee. O, en otras palabras, la empresa utiliza el 6.6% de su patrimonio en la generación de utilidades.
Rentabilidad sobre ventas
El índice de rentabilidad sobre ventas mide la rentabilidad de una empresa con respecto a las ventas que genera.
La fórmula del índice de rentabilidad sobre ventas es:
Rentabilidad sobre ventas = (Utilidades / Ventas) x 100
Por ejemplo, si una empresa genera utilidades de 4 000, y en el mismo periodo obtiene ventas netas por 20 000, aplicando la fórmula de la rentabilidad sobre ventas:
Rentabilidad sobre ventas = (4 000 / 20 000) x 100
Nos da una rentabilidad sobre ventas de 20%, es decir, la empresa tiene una rentabilidad del 20% con respecto a las ventas. O, en otras palabras, las utilidades representan el 20% del total de las ventas
Cómo evaluar un proyecto de inversión
Al conformarse una empresa, desarrollar un nuevo producto, abrir una nueva sucursal, adquirir nueva maquinaria, incursionar en un nuevo mercado, o ingresar en un nuevo rubro de negocio, es necesario evaluar estos proyectos con el fin de conocer su viabilidad, o poder compararlos con otros proyectos y así poder elegir al más atractivo.
Veamos a continuación los principales métodos para evaluar un proyecto de inversión:
ROI
El índice de retorno sobre la inversión (ROI por sus siglas en inglés) es un indicador financiero que nos permite medir la rentabilidad de un proyecto, es decir, la relación que existe entre las utilidades proyectadas y la inversión.
La fórmula del ROI es:
ROI = (Utilidades / Inversión) x 100
Si el ROI es positivo el proyecto es rentable (mientras mayor sea el ROI un mayor porcentaje del capital se va a recuperar), pero si es menor o igual que cero el proyecto no es rentable pues en caso de ponerse en marcha se perdería dinero invertido.
Por ejemplo, si el total de una inversión es de US$5 000, y el total de las utilidades que se esperan obtener es de US$10 000, aplicando la fórmula del ROI:
ROI = (10000 / 5000) x 100
Nos da un ROI de 200%, lo que significa que el proyecto es rentable y que obtendrá una rentabilidad de 200%.
VAN y TIR
El VAN y el TIR son otros indicadores financieros que permiten evaluar la rentabilidad de un proyecto, pero que a diferencia del indicador anterior, toman en cuenta el valor del dinero en el tiempo.
El valor actual neto (VAN) mide la ganancia que tendrá un proyecto al descontar el monto de la inversión al valor actual del total del flujo de caja proyectado.
La fórmula del VAN es:
VAN = BNA – Inversión
Donde el beneficio neto actualizado (BNA) es el valor actual del total del flujo de caja proyectado, el cual ha sido actualizado a través de una tasa de descuento.
La tasa de descuento (TD) con la que se descuenta el flujo neto proyectado, es el la tasa de oportunidad, rendimiento o rentabilidad mínima, que se espera ganar; por lo tanto, cuando la inversión resulta mayor que el BNA (VAN negativo o menor que 0) es porque no se ha satisfecho dicha tasa. Cuando el BNA es igual a la inversión (VAN igual a 0) es porque se ha cumplido con dicha tasa. Y cuando el BNA es mayor que la inversión es porque se ha cumplido con dicha tasa y además, se ha generado una ganancia o beneficio adicional.
 VAN > 0 → el proyecto es rentable.
 VAN = 0 → el proyecto es rentable también, porque ya está incorporado ganancia de la TD.
 VAN < 0 → el proyecto no es rentable. Entonces para hallar el VAN se necesitan:  tamaño de la inversión.  flujo de caja neto proyectado.  tasa de descuento. Ejemplo: Un proyecto de una inversión de 12,000 y una tasa de descuento (TD) de 14%: año 1 año 2 año 3 año 4 año 5 Flujo de caja neto 4,000 4,000 4,000 4,000 5,000 El beneficio neto nominal sería de 21,000 (4,000 + 4,000 + 4,000 + 4,000 + 5,000), y la utilidad lógica sería 9,000 (21,000 – 12,000), pero este beneficio o ganancia no sería real (sólo nominal) porque no se estaría considerando el valor del dinero en el tiempo, por lo que cada periodo debemos actualizarlo a través de una tasa de descuento (tasa de rentabilidad mínima que esperamos ganar). Hallando el VAN: VAN = BNA – Inversión VAN = 4000 / (1 + 0.14)1 + 4000 / (1 + 0.14)2 + 4000 / (1 + 0.14)3 + 4000 / (1 + 0.14)4 + 5000 / (1 + 0.14)5 – 12000 VAN = 14,251.69 – 12,000 VAN = 2,251.69 Si tendríamos que elegir entre varios proyectos (A, B y C):  VANa = 2,251.69  VANb = 0  VANc = 1,000 Los tres serían rentables, pero escogeríamos el proyecto A pues nos brindaría una mayor ganancia adicional. Ejemplo: Un proyecto de una inversión de 12,000 (similar al ejemplo del VAN): año 1 año 2 año 3 año 4 año 5 Flujo de caja neto 4,000 4,000 4,000 4,000 5,000 Para hallar la TIR hacemos uso de la fórmula del VAN, sólo que en vez de hallar el VAN (el cual reemplazamos por 0), estaríamos hallando la tasa de descuento: VAN = BNA – Inversión 0 = 4000 / (1 + i)1 + 4000 / (1 + i)2 + 4000 / (1 + i)3 + 4000 / (1 + i)4 + 5000 / (1 + i)5 – 12000 i = 21% TIR = 21% Si esta tasa fuera mayor, el proyecto empezaría a no ser rentable, pues el BNA empezaría a ser menor que la inversión. Y si la tasa fuera menor (como en el caso del ejemplo del VAN donde la tasa es de 14%), a menor tasa, el proyecto sería cada vez más rentable, pues el BNA sería cada vez mayor que la inversión. Análisis de punto de equilibrio El análisis del punto de equilibrio consiste en el análisis del punto de actividad (volumen de ventas) en donde los ingresos son iguales a los costos. La fórmula del punto de equilibrio es: Pe = CF / (PVU – CVU) Donde:  Pe: punto de equilibrio.  CF: costos fijos.  PVU: precio de venta unitario.  CVU: costo variable unitario.  Ventas equivalentes al punto de equilibrio significaría que no habría ganancias ni pérdidas, ventas superiores al punto de equilibrio significaría ganancias, y ventas inferiores al punto de equilibrio significaría pérdidas.  Por ejemplo, si el precio de cada producto que se comercializará es de US$12, el costo variable de cada producto es de US$8, y los costos fijos del proyecto ascienden a US$6 000, aplicando la fórmula del punto de equilibrio:  Pe = 6,000 / (12 – 8)  Nos da un punto de equilibrio de 1,500 unidades (en unidades monetarias sería 1 500 x 12 = US$18 000), lo que significa que a partir de la venta de 1501 unidades recién se estaría empezando a generar utilidades, mientras que ventas inferiores a 1,500 unidades implicaría pérdidas. Análisis costo-beneficio El análisis costo-beneficio consiste en el análisis de la relación que existe entre los costos y beneficios asociados a un proyecto de inversión. La fórmula del la relación costo-beneficio es: B/C = VAI / VAC Donde:  B/C: relación costo-beneficio.  VAI: valor actual de los ingresos netos o beneficios.  VAC: valor actual de los costos de inversión.  Si B/C es mayor que la unidad el proyecto es rentable pues significa que los beneficios serán mayores que los costos de inversión, pero si es igual o menor que la unidad el proyecto no es rentable pues significa que los beneficios serán iguales o menores que los costos de inversión.  Por ejemplo, si el total de los beneficios que se esperan obtener para un periodo de 2 años es de US$20,000 (esperando una tasa de rentabilidad del 12% anual), y el total de los costos de inversión que se espera tener para ese mismo periodo es de US$16,000 (considerando una tasa de interés del 20% anual), aplicando la fórmula de la relación costo-beneficio:  B/C = (20,000 / (1 + 0.12)2) / (16,000 / (1 + 0.20)2)  Nos da una relación costo-beneficio de 1.43, lo que significa que al ser mayor que la unidad, el proyecto es rentable (por cada dólar que se invertirá en el proyecto se obtendrá 0.43 dólares). Cuanto vale un negocio? El saber cuanto vale un negocio, en el caso que sea nuestro, nos permitirá saber a cuánto lo podemos vender; o en el caso que no sea nuestro y esté a la venta, nos permitirá saber cuánto podemos ofrecer por él. Para hallar el valor de un negocio debemos tomar en cuenta varios factores tales como el precio promedio de otros negocios similares, los activos (maquinarias, equipos, mobiliarios, etc.) y pasivos (deudas, patrimonio, etc.) que se posean, la marca, qué tan conocido sea el negocio, el tiempo de operaciones, las perspectivas de crecimiento, etc. Un método sencillo y efectivo que podemos usar para calcular el valor de un negocio es el método de flujo de caja descontado. Este método se basa en la capacidad del negocio para generar dinero. Consiste en hacer una proyección del flujo de caja para los próximos 5 años, y convertir el resultado final, en un valor presente. En otras palabras, este método consiste simplemente en ponerle como precio al negocio, el valor del monto total de los ingresos que se van obtener por un periodo de 5 años, pero actualizando dicho monto (traer dicho monto a la actualidad a través de una tasa de descuento). Ejemplo: Supongamos que a través del análisis de los flujos de caja históricos, realizamos la siguiente proyección para los próximos 5 años: año 1 año 2 año 3 año 4 año 5 Total Flujo de caja neto 2,000 3,000 4,000 5,000 6,000 20,000 Los 20,000 serían el resultado del flujo de caja, dicho monto debemos convertirlo a un valor actual a través de una tasa de descuento. La tasa de descuento es la tasa de rentabilidad que se espera obtener por una inversión. Para determinar esta tasa, podemos calcular la tasa de rentabilidad promedio que ofrezcan inversiones que impliquen el mismo riesgo. Suponiendo que la tasa promedio fuera de 14%, entonces el siguiente paso es descontar el flujo de caja a través de dicha tasa. Para ello usamos la fórmula del Beneficio Neto Actualizado: BNA = 2000 / (1 + 0.14)1 + 3000 / (1 + 0.14)2 + 4000 / (1 + 0.14)3 + 5000 / (1 + 0.14)4 + 6000 / (1 + 0.14)5 BNA = 12, 839.29 Por tanto, US$12,840 sería el precio que le podríamos poner a nuestro negocio o, en todo caso, el monto que podríamos ofrecer para comprar uno.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Construccion de un flujo de caja

Construcción de flujo de caja
Flujo de caja
Constituye uno de los elementos más importantes del estudio de un proyecto. La información básica para realizar esta proyección está contenida tanto en los estudios de mercado, técnico y organización, como en el cálculo de los beneficios.
Es necesario incorporar información adicional relacionada, principalmente, con los efectos tributarios de la depreciación, de la amortización del activo nominal, del valor residual, de las utilidades y pérdidas.
Se elaboran para diferentes fines:
1. Para medir la rentabilidad del proyecto
2. Para medir la rentabilidad de los recursos propios
3. Para medir la capacidad de pago frente a los préstamos que ayudaron a su financiación.
Elementos del flujo de caja
El flujo de caja de cualquier proyecto se compone de cuatro elementos básicos:
1. Los egresos iniciales de fondo
2. Los ingresos y egresos de operación
3. El momento en que ocurren estos ingresos y egresos
4. EL valor de desecho o salvamento del proyecto
Estructura de un flujo de caja
La construcción de los flujos de caja puede basarse en una estructura general que se aplica a cualquier finalidad del estudio de proyectos. Para un proyecto que busca medir la rentabilidad de la inversión, el ordenamiento propuesto es el que se muestra:

Estructura de un flujo de caja

+ Ingresos afectos a impuesto

– Egresos afectos a impuestos

– Gastos no desembolsables

= Utilidad antes de impuestos

– Impuestos

= Utilidad despues de impuestos

+ Ajustes por gastos no desembolsables

– Egresos no afectos por impuestos

+ Beneficios no afectos a impuestos

= Flujo de caja

™ Ingresos y egresos afectos a impuestos son todos aquellos que aumentan o disminuyen la utilidad contable de la empresa.

™ Gastos no desembolsables son los gastos que para fines de tributación son deducibles, pero que no ocasionan salidas de caja, como la depreciación, la amortización de activos intangibles o el valor libro de un activo que se venda.

™ Por no ser salidas de caja, se restan primero para aprovechar su descuento tributario y se suman al ítem por gastos no reembolsables, con lo cual se incluye sólo su efecto tributario.

™ Egresos no afectos a impuestos son las inversiones, ya que no aumentan ni disminuyen la riqueza contable de la empresa por el sólo hecho de adquirirlos. Generalmente es sólo un cambio de activos  (maquinaria por caja) o un aumento simultáneo de un activo con un pasivo (maquinaria y endeudamiento)

™ Beneficios no afectos a impuesto son el valor de desecho del proyecto y la recuperación del capital de trabajo si el valor de desecho se calculó por el mecanismo de valoración de activos, ya sea contable o comercial.

Flujo de caja del inversionista

™ Si se quiere medir la rentabilidad de los recursos propios, deberá agregarse el efecto del financiamiento para incorporar el impacto del apalancamiento de la deuda.

™ Como los intereses del préstamo son un gasto afecto a impuestos, deberá diferenciarse qué parte de la cuota pagada a la institución que otorgó en préstamo es interés y que parte es amortización de la deuda, ya que el interés se incorporará antes de impuesto, mientras que la amortización, por no contribuir cambio en la riqueza de la empresa, no está afecta a impuesto y debe compararse en el flujo después de haber calculado el impuesto.

™ Finalmente, deberá incorporarse el efectivo del préstamo para que, por diferencia resulte el monto que debe asumir el inversionista.

™ Para incorporar estos efectos, existen dos posibilidades con cada una de las cuales se logra el mismo resultado. La primera es adaptar la estructura expuesta, incorporando en cada etapa los efectos de la deuda, la segunda es realizar lo que algunos denominan flujo adaptado.

La estructura general del flujo queda de la siguiente manera:

Estructura de un flujo de caja

+ Ingresos afectos a impuesto

– Egresos afectos a impuestos

– Intereses del prestamo

– Gastos no desembolsables

= Utilidad antes de impuestos

– Impuestos

= Utilidad despues de impuestos

+ Ajustes por gastos no desembolsables

– Egresos no afectos por impuestos

+ Beneficios no afectos a impuestos

+ Prestamo

– Amortizacin de la deuda

= Flujo de caja

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El estudio tecnico

El estudio técnico
Antecedentes económicos del estudio técnico
Los aspectos relacionados con la ingeniería del proyecto son probablemente los que tiene mayor incidencia sobre la magnitud de los costos e inversión que deberían efectuarse si se implementara el proyecto.
Las diferencias de cada proyecto en su ingeniería hacen muy completo generalizar un procedimiento de análisis que sea útil a todos ellos. Sin embargo, es posible desarrollar un sistema de ordenación, clasificación y presentación de la información económica derivada del estudio técnico.
Alcances del estudio de ingeniería
El estudio de ingeniería del proyecto deber llegar a determinar la función de producción óptima para la utilización eficiente y eficaz de los recursos disponibles para la producción del bien o servicio dado. Para ello deberían analizarse las distintas alternativas y condiciones en que se pueden combinar los factores productivos, identificando, a través de la cuantificación y proyección en el tiempo de los montos de inversión de capital, los costos y los ingresos de operación asociados con cada una de las alternativas de producción.
De la selección del proceso productivo óptimo se derivarán las necesidades de equipos y maquinaria, de la determinación de su disposición en planta y del estudio de los requerimientos del personal que los operen, así como de su movilidad, podrían definirse las necesidades del espacio y obras físicas.
El cálculo de los costos de operación, de mano de obra, de insumos diversos, reparaciones, mantenimientos y otros se obtendrán directamente del estudio del proceso productivo seleccionado.
El estudio técnico no se realiza de manera aislada del resto. El estudio de mercado definirá ciertas variables a las características del producto, la demanda proyectada, la estacionalidad de las ventas, el abastecimiento de materias primas y los sistemas de comercialización adecuados, entre otros aspectos, información que deberá tomarse en consideración al seleccionar el proceso productivo.
El estudio legal señalará ciertas restricciones a la localización del proyecto, las cuales podrían, de alguna manera, condicionar el tipo de proceso productivo. El estudio financiero, podrá ser determinante en la selección del proceso, si en él se definiera la imposibilidad de obtener recursos económicos suficientes para la adquisición de la tecnología más adecuada. En este caso, el estudio tenderá a calcular la rentabilidad del proyecto haciendo uso de la tecnología que está al alcance de los recursos disponibles.
De la misma manera como otros estudios afectan las decisiones del estudio técnico, éste condiciona los otros estudios, principalmente el financiero y organizacional.
Proceso de producción
El proceso de producción se define como la forma en que una serie de insumos se transforman en productos mediante la participación de una determinada tecnología (combinación de mano de obra, maquinaria, métodos, procedimientos de operación, etc)
Los distintos tipos de procesos productivos pueden clasificarse en función de su flujo productivo o del tipo de producto, teniendo en cada caso efectos distintos sobre el flujo de caja del proyecto.
Según el flujo, el proceso puede ser en seria, por pedido o proyectos. El proceso de producción es en serie cuando ciertos productos, cuyo diseño básico es relativamente estable en el tiempo y que están destinados a un gran mercado, permiten su producción para existencias. Las economías de escalas obtenidas por el alto grado de especialización que la producción en serie permite, normalmente van asociadas con bajos costos unitarios.
En un proceso por pedido, la producción sigue secuencias diferentes, que hacen necesaria su flexibilización, a través de mano de obra y equipos para adaptarse a las características del pedido. Este proceso afectará los flujos económicos por la mayor especialización del recurso humano y por las mayores existencias que será preciso mantener.
Un proceso de producción por proyecto corresponde a un producto complejo de carácter único que, con tareas bien definidas en términos de recursos y plazos, da origen, normalmente, a un estudio de factibilidad completo. Ejemplos claros de estos son los proyectos de construcción.
Muchas veces un mismo producto puede obtenerse utilizando más de un proceso productivo. Si así fuera, deberá analizarse cada una de las alternativas y determinarse la intensidad con la que se utilizaran los factores productivos. Esto definirá en gran medida el grado de automatización del proceso, y por ende, su estructura de costos.
Aquellas formas de producción intensivas en capital requerirán mayor inversión, pero menores costos de operación por concepto de mano de obra; además, tendrán otras repercusiones, positivas o negativas, sobre otros costos y sobre los ingresos. La alternativa tecnológica que se seleccione afectará directamente la rentabilidad del proyecto. Por ello, en vez de seleccionar la tecnología más avanzada, deberá elegirse aquella que optimice los resultados.

Efectos económicos de la ingeniería
El proceso productivo y la tecnología que se seleccione influirán directamente sobre la cuantía de las inversiones, los costos y los ingresos del proyecto.
La cantidad y calidad de maquinarias, equipos, herramientas, mobiliario de planta, vehículo y otras inversiones normalmente dependerá del proceso productivo elegido. El algunos casos la disponibilidad de los equipos se obtiene no por su compra sino por su arrendamiento, con lo cual, en lugar de afectarse el ítem de inversiones se influirá en el de costos.
En muchos casos, el estudio técnico debe proporcionar información financiera relativa a ingresos; en el caso de los equipos y las maquinarias que se deben reemplazar y que al ser dados de baja permiten su venta. En otros casos, los ingresos se generan por la renta de subproductos, como por ejemplo, el desecho derivado de la elaboración de envases de hojalata, que se vende como chatarra. Otros ingresos pueden obtenerse dando servicios que permitan usar la capacidad ociosa.
Inversiones en equipamientos
Por inversión en equipamiento se entenderán todas las inversiones que permitan la operación normal de la planta de la empresa creada por el proyecto, por ejemplo, maquinaria, herramientas, vehículos, mobiliario y equipos en general. Al igual que en la inversión física, interesa la información de carácter económico que deberá respaldarse de manera técnica en el informe de estudio que se elabore.
La sistematización de la información se hará por medio de balances de equipos particulares. Por ejemplo, en función de la complejidad, diversidad y cantidad de equipos, podrán elaborarse balances individuales de maquinaria, vehículos, herramientas, etc.
La importancia de estos balances radica en que de cada uno se extraerá la información pertinente para la elaboración del flujo de efectivo del proyecto sobre inversiones, reinversiones durante la operación, e incluso, ingresos por ventas de equipos de reemplazo.
El balance de maquinarias, equipos y tecnología también permiten elaborar un cuadro de ingresos por venta de equipos de reemplazo. Al final de la vida útil real de cada equipo, lo más probable es que se destinen a la venta. Siguiendo el mismo raciocinio que en el caso de las reinversiones, se supone que la venta de los equipos se hará lo más cercana posible al momento del reemplazo. Si el proyecto se evalúa en períodos anuales, basta con estimar que la recepción de los ingresos por la venta se hará antes de seis meses para incluirlos en el momento de reemplazo.
De manera general, basta que el estudio técnico proporcione el balance de equipos correspondientes para que el responsable de este estudio o el del estudio financiero elabore los cuadros de cálculo de reinversiones o ingresos por venta de equipos respectivos. Toda la información de respaldo técnico se debe incluir en el texto de presentación del proyecto.
Balance de personal
El costo de la mano de obra constituye uno de los principales ítems de los costos de operación de un proyecto. La importancia relativa que tenga dentro de estos dependerá, entre otros aspectos, del grado de automatización del proceso productivo, de la especialización del personal requerido, de la situación del mercado laboral, etc.
El estudio de proyecto requiere la identificación y cuantificación del personal que se necesitará en la operación para determinar el costo de remuneraciones por período. Es importante considerar, además de la mano de obra directa, la indirecta, que presta servicios es tareas complementarias, como el mantenimiento de los equipos, la supervisión, el aseo, etc.
El costo de la remuneración deberá basarse en los precios de mercado laboral vigente y en consideraciones sobre variaciones futuras en los costos de la mano de obra. Para su cálculo deberá considerarse el egreso para la empresa que se creará con el proyecto, que incluye, además del sueldo o salario, las leyes sociales, los bonos de colocación o de alimentos y movilización, etc.
Otros costos
Cada proyecto tendrá entre sus ítems de costo de fábrica algunos más relevantes que el resto. Según su importancia, será necesario desarrollar tantos balances como ítems lo hagan necesario.
El cálculo de los materiales se realiza a partir de un programa de producto que define, en primer término, el tipo, la calidad y la cantidad de materiales requeridos para operar en los niveles de producción esperado.
Al estimar costos de materiales es posible determinar su costo para distintos volúmenes de producción y así obtener el costo total de materiales por período, al igual que para la mano de obra.
Existen muchos costos que por su índole no pueden agruparse en torno a una variable común. En este caso, se recurrirá a un balance de insumos generales que incluirá todos aquellos insumos que quedan fuera de clasificación, por ejemplo, agua potable, energía eléctrica, combustible, seguros, arriendo, etc. El balance de insumos generales es igual al balance de materiales, con la única diferencia de que éste agrupará insumos de carácter heterogéneo.
La determinación del tamaño del proyecto
La importancia de definir el tamaño que tendrá el proyecto se manifiesta principalmente en su incidencia sobre el nivel de las inversiones y los costos que se calculen y, por lo tanto, sobre la estimación de la rentabilidad que podría generar su implementación. De igual manera, la decisión que se tome respecto del tamaño del proyecto determinará el nivel de operación que posteriormente explicará la estimación de los ingresos por ventas.
Factores que determinan el tamaño del proyecto.
La determinación del tamaño del proyecto responde a un análisis interrelacionado de una gran cantidad de variables: demanda, disponibilidad de insumos, localización y plan estratégico comercial de desarrollo futuro de la empresa que se crearía con el proyecto.
La cantidad demandada proyectada es quizá el factor condicionante más importante, aunque éste no necesariamente deberá definirse en función de un crecimiento esperado del mercado, ya que, el nivel óptimo de operación no siempre será el que maximice las ventas.
Aunque el tamaño puede ir adecuándose posteriormente a mayores requerimientos de operación para enfrentar un mercado creciente, es necesario que se evalúe esa opción contra la de definir un tamaño con una capacidad ociosa inicial que posibilite responder a una demanda creciente en el tiempo.
La disponibilidad de insumos, tanto humanos, como materiales y financieros, es otro factor que condiciona el tamaño del proyecto. Es preciso analizar, además de los niveles de recursos existentes en el momento del estudio, aquellos que se esperan a futuro.
El tamaño muchas veces deberá supeditarse a la estrategia comercial que se defina como la más rentable o segura para el proyecto. Por ejemplo, es posible que concentrándose en un segmento del mercado se logre maximizar la rentabilidad del proyecto. El plan comercial deberá proveer la información para poder decidir el tamaño óptimo económico.
En el análisis de las alternativas tecnológicas, la decisión de cual resulta más conveniente se sustenta en el hecho de que todas debían entregar en calidad y cantidad los requerimientos del mercado, independiente del nivel de producción. Al disponerse de diversas opciones, se determina cuál es la más conveniente para el proyecto.
Decisiones de localización
La decisión de localización de un proyecto es una decisión de largo plazo con repercusiones económicas importantes que deben considerarse con la mayor exactitud posible. Esto exige que su análisis se realice de manera integrada con las restantes variables del proyecto: demanda, transporte, competencia, etc. La importancia de una selección apropiada para la localización del proyecto se manifiesta en diversas maneras, cuya recuperación económica podría hacer variar el resultado de la evaluación, comprometiendo en el largo plazo una inversión de probablemente grandes cantidades de capital, en un marco de carácter permanente de difícil y costosa alteración.
• El estudio de la localización
La localización puede tener un efecto condicionador sobre la tecnología utilizada en el proyecto, tanto por las restricciones físicas como por la variabilidad de los costos de operación y capital de las distintas alternativas tecnológicas asociadas con cada ubicación posible.
La teoría económica de la localización reduce el problema a un aspecto de ganancias máxima. Esto es, considerar el objetivo más general del proyecto: aquella localización que le otorgue la mayor rentabilidad.
Las alternativas de ubicación de un proyecto son infinitas. En términos prácticos, el ámbito de elección no es tan amplio, las restricciones propias del proyecto descartan muchas de ellas.La deficiente recolección de datos es la principal causa de errores de la selección, que se manifiesta generalmente en costos altos, a medios de transporte insuficientes, a dificultades para captar mano de obra especializada en número suficiente, a la falta de agua, entre otros.
Por tanto, los factores a considerar en la determinación de la localización del proyecto principalmente:
1. Medios y costos de transporte
2. Disponibilidad y costo de la mano de obra
3. Cercanía de las fuentes de abastecimiento
4. Factores ambientales
5. Cercanía del mercado
6. Costos y disponibilidad de terrenos
7. Topografía de suelos
8. Estructura impositiva y legal
9. Disponibilidad de agua, energía y otros suministros.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario